Emprendedoras,Personal Branding

Estrategias de humanización

Presta tu marca a tu negocioTodos hemos sido víctimas de la deshumanización que traen consigo, sin ir más lejos, los servicios de atención al cliente de las operadoras teléfonicas: «¿Con quién estoy hablando realmente? ¿Tengo que creerme que se trata de un ser humano que intenta solucionarme un problema?». Entonces, llegan Facebook, Twitter y compañía a nuestras vidas y empezamos a poner cara a muchas organizaciones con las que convivimos diariamente. Las redes sociales nos descubren personas detrás de pantallas.

En los primeros años de vida de Atalaya Formación, mi obsesión era construir una marca lo suficientemente sólida como para que mi presencia en el proyecto pudiera, en el medio plazo, diluirse hasta casi permitirme desaparecer. Con el paso de los años he comprendido que la asociación de determinados valores a la marca  Atalaya Formación por parte de nuestros alumnos no podría haber tenido lugar sin el respaldo de la marca Patricia Araque. Nuestros clientes (y por supuesto también los tuyos) son personas que quieren tratar con personas, así de simple. Sin duda es más natural identificarse con un ser humano que ríe y llora, que con un logotipo rodeado de simbolismo.

¿Y a dónde quiero llegar con todo esto? Pues a mostrar la oportunidad que supone para los pequeños el hecho de poder respaldar y potenciar nuestros proyectos profesionales con nuestra propia marca personal y ¿por qué no?, con la de nuestros colaboradores. Tal vez nos estemos equivocando al definir estrategias de comunicación encaminadas exclusivamente a construir marcas «deshumanizadas». ¿No habrá llegado el momento de ponerle cara a nuestras empresitas y empezar a definir nuestra propia estrategia de marca personal, esa que añadirá valor a nuestros negocios?

Al fin y al cabo, y esto lo saben muy bien todas las mujeres emprendedoras, ¿No es tu empresa un pedazo de ti? ¿Por qué no prestarle tu sello?

¿Te ha interesado el tema? Puedes encontrar más información en los blogs de estos dos expertos en Personal Branding: Andrés Pérez Ortega y Dan Schawbel.

3 Comentarios

  1. Bueno Patricia, muchas gracias por la cita. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Además, te felicito por utilizar tu nombre como dominio, parece que existe cierta tendencia a ocultarnos tras nombres más o menos pomposos.

    En mi descargo por utilizar marcapropia.net, diré que también tengo andresperezortega.com 😉

    Un abrazo

  2. Fabián dice:

    Yo voy mas allá…el que cada uno de nosotros sea representante de su empresa no es algo a lo que hay que apuntar, es algo que se ha dado siempre, se está dando, y se dará «per secula seculorum».

    En el sector turístico, al cual me dedico, tenemos ejemplos diarios, y es uno de las mayores fuentes de conflicto.

    Por más que una gran cadena de hoteles gaste ingentes cantidades de dinero en CRM, publicidad (ahi no tanto) y/o Marketing (tampoco), el mayor porcentaje de quejas tienen su origen en el trato recibido por los recepcionistas (lo primero y lo último que el cliente ve del hotel), camareros, y camareras de pisos. Es decir, el personal del hotel con menor cualificación; lo que significa que por muy bonito, limpio y cuidado que esté el hotel, si el recepcionista ha sido poco eficiente, poco amable, o grosero, de forma instintiva nos vendrá el recuerdo de esa mala experiencia al ver el logo del hotel, por lo que muy seguramente no volveremos a repetir en ninguno de los establecimientos.

    Por tanto, todas los seres que están detrás de una empresa influyen en la imagen de marca (o empresa) que tendrán todos los clientes.

    Enhorabuena por el Blog Patricia!
    Besos
    Fabi.

  3. Chema Antón dice:

    No soy un especialista en branding ni nada parecido, pero en una conferencia de Tom Peters el tipo contó una historia (seguro que inventada) sobre cómo el sueño de Starbuks había elegido la estrategia de selección de personal basándose en algo tan simple como la sonrisa. «Yo no sé si sabrán poner el café o no, si lo habrán hecho antes o no. Pero necesito gente que esté sonriendo todo el día. El resto se puede aprender». Con Maya Hansen (www.mayahansen.com), la marca de corsés de mi chica, fuimos un poco a eso. Cada email que llega es respondido personalmente por Maya (la gran diseñadora xD) y eso a la gente le fascina. Cuando respondía yo los emails con un trato profesional y poco cálido las ventas eran muy inferiores. Gracias Patri por compartir esto. Chema

Deja un comentario