Lo que el Yoga me enseña

Soy una novata en la práctica del Yoga. Me inicié en San Francisco hace poco más de un año y desde entonces guía una pequeña parte de mi existencia. Intento aprender a manejar mi cuerpo y a dominar mi mente poco a poco y a veces, de forma inconsciente, obtengo valiosas lecciones que parecen hechas a medida para la vida de una emprendedora, perlas que me apetece empezar compartir aquí.

Hoy: “Aprovecha la buena base que has construido” cincobases

Cuando se trabajan posturas de equilibrio en Yoga, la colocación de cada uno de los dedos de los pies es un requisito fundamental. Sin este paso previo, posteriormente no podrás centrar tu atención en el abdomen, que es la zona de la anatomía que más interviene en el proceso. Si la colocación de los dedos y plantas de los pies es la correcta, el cuerpo y la mente pueden centrarse en la respiración, que es la mayor riqueza y beneficio de la práctica.

Ocurre que a veces se nos olvida poner atención en la base que hemos construido y otras muchas, ni siquiera nos precoupamos de establecer una en condiciones. Y ahora ya no estoy hablando de asanas, me estoy refiriendo a la gestión de tu propio negocio. Desde mi punto de vista, la verdadera base en este caso reside en la confianza. La R.A.E, en las dos primeras acepciones del diccionario la define así:

confianza.

1. f. Esperanza firme que se tiene de alguien o algo.

2. f. Seguridad que alguien tiene en sí mismo.


Y en su cuarta acepción (mi preferida), lo hace de esta manera:

4. f. Ánimo, aliento, vigor para obrar.


Creo que es fundamental transmitir esa esperanza de la primera definición a tus inversores, la seguridad de que crees en tu proyecto a tus clientes y  ánimo, aliento y vigor para obrar a tu equipo cada día.  Estos cinco “ingredientes”, como cada uno de los cinco dedos de tus pies, te permitirán construir una buena base, una que aprovechar en esos momentos en los que irremediablemente te tambaleas (dificultades) o en aquellos otros en los que decides afrontar una nueva postura (innovación).

¿Y tú? ¿También haces Yoga? ¿Qué lecciones valiosas obtienes de la práctica?

Namasté 🙂

También puede gustarte...

Deja un comentario