Lecciones aprendidas: el ego, la diversión y vivir para los otros

Soy una gran aficionada al motociclismo. Hoy empieza el mundial 2010 y una de las partes más interesantes del inicio de la competición es escuchar y tratar de leer entre líneas las expectativas de cada uno de los pilotos. Me gusta observar atentamente a los deportistas de élite, viven constantemente bajo presión en su ámbito profesional. Algo muy similar nos sucede a las que convertimos el emprendimiento en nuestro estilo de vida: no puedes bajar la guardia con toda la frecuencia que te gustaría.

Me han llamado especialmente la atención las declaraciones de los que son los tres favoritos a ganar el título en la categoría reina, Moto GP. Valentino Rossi, Casey Stoner y Jorge Lorenzo han trasladado frente a las cámaras, en un escaso minuto, el punto desde el que parten este año.

Stoner no ha parado de referirse a sí mismo, haciendo uso de una constante primera persona ha afirmado que se siente fuerte y preparado tras la pre-temporada, al contrario de lo que le ha ocurrido en los dos últimos años. “Yo”, la palabra más usada en su mini discurso.

Rossi ha hablado de lo de siempre, de divertirse (los que llevamos años siguiéndole de cerca sabemos que esto es lo único que en esencia hace encima de la moto). Puede que haya usado el término unas siete u ocho veces a lo largo de su testimonio.

Lorenzo ha mencionado el talento que abunda este año entre sus competidores y textualmente ha dicho, “que la gente entienda que vamos a darlo todo, pero la situación es muy complicada”. “Que la gente entienda” es la parte clave de su declaración.

Tres puntos de partida para tres pilotos completamente diferentes. No sabemos cómo terminará la temporada, pero si el número de mundiales que ostenta cada uno ellos: uno, nueve y dos respectivamente.

Lecciones aprendidas: a veces nos miramos demasiado el ombligo y con mucha frecuencia vivimos nuestros proyectos teniendo muy presente el famoso “qué dirán”. Pero, ¿cuánto te diviertes haciendo lo que haces? ¿Cuánto disfrutas de la vida que has elegido sin cuestionarte constantemente y sin permitir a los demás que lo hagan? Igual en la respuesta que te des a ti misma encuentras un importante aprendizaje. Puede que haya llegado el momento de recrearse* en lo que no deja de ser un privilegio: la aventura emprendedora.

* El diccionario de la RAE en su primera acepción define “divertir” como entretener, recrear.

También puede gustarte...

Deja un comentario