Emprender lejos del ombligo del mundo

Durante el Renacimiento, la Florencia de los Médicis fue el epicentro indiscutible de la innovación mundial. Un foco de talento. Un lugar lleno de inversores dispuestos a apostar por ideas y personas disruptoras. Ahora cambia en la frase anterior Renacimiento por “últimos 30 años” y Florencia por Silicon Valley y además de descubrir que la afirmación sigue teniendo sentido, estarás de acuerdo conmigo en lo efímeros que son “los ombligos del mundo” cuando se mira la historia de la humanidad con un poco de perspectiva.

A mi generación de emprendedoras y emprendedores nos ha tocado vivir “el ombligo californiano” con su paradigma empresarial, sus ritmos, sus modelos de éxito, sus burbujas y sus apps que en la mayoría de los casos sólo solucionan problemas de gente rica, geolocalizada en lugares muy concretos del planeta. Hay mucho que aprender de la cultura “startupera” que el valle exporta, pero también mucho que cuestionar, empezando por lo más básico: el lugar desde el que inicias tu negocio. Hay gente maravillosa haciendo cosas maravillosas en países, ciudades y pueblos mucho más maravillosos que San Francisco y sus 70 kilómetros a la redonda. Personas que han logrado su propio modelo de éxito alejadas del “glamour” de los epicentros actuales de emprendimiento. Y ése es el camino para construir un mundo más equilibrado: dispersar el talento, la construcción de riqueza y la búsqueda de soluciones.

Hace casi dos años, escribía mis “5 consejos para construir proyectos globales desde cualquier rincón del planeta“. Hoy esa lista podría ampliarse aún más y además estoy todavía más convencida de que no es necesario estar en según que lugares del mundo para construir el negocio o la vida que deseas. Por eso, cuando me contactaron desde el Ayutamiento de Gandía para proponerme colaborar en el Proyecto DAME, no dudé ni un momento en sumarme. El Proyecto DAME es un programa de acompañamiento a emprendedoras tecnológicas que desarrolla el Àrea Promoció Económica i Ocupació del consistorio en partnership con el European Center for Women and Technology y con el soporte del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo, EEA Grant (en el marco del Memorándum de Acuerdo suscrito entre Noruega, Islandia, Lietchestein y España).

Este viernes el programa da el pistoletazo de salida. Estoy deseando acompañar a las emprendedoras seleccionadas en este viaje que inician. Una aventura apasionante, la de construir un proyecto, que puede llevarte a lugares estimulantes y retadores, sin mover un pie del lugar físico en el que quieres estar. Empieza la cuenta atrás, ¡arrancamos!

Más información sobre el Proyecto DAME (Dispositivo de Apoyo a la Mujer Emprendedora) aquí.