Los datos del estudio de Women Who Tech demuestran que aún queda mucho camino por recorrer para las emprendedoras en tecnología

Hace unas semanas, Allyson Kapin, fundadora de Women WhoTech me escribió para pedirme un favor. A raíz de todos los casos de acoso en el mundo de la tecnología que comenzaron a destaparse tras la publicación de este artículo en el New York Times y el posterior debate que generó en redes sociales, se decidieron a poner en marcha el estudio que llevaban preparando desde hacía semanas con la ayuda de Lincoln Park Strategies, la empresa de investigaciones. Me pedía que participara en ella. Y así lo hice.

Hoy vuelve a escribirme para contarme algunos de los devastadores resultados con los que se están encontrando y para pedirme que le ayude a seguir difundiendo la encuesta y obtener así un mejor conocimiento de esta situación dentro y fuera de los Estados Unidos. El objetivo, trabajar en soluciones que acaben con el problema de una vez por todas.

Resulta que de un total de 731 mujeres entrevistadas hasta la fecha, 300 han experimentado alguna forma de acoso dentro del mundo de la tecnología. Eso supone un 41% de las entrevistadas, incluyendo a empleadas de empresas tecnológicas, emprendedoras e inversoras. Algunos otros datos que arroja el estudio son:

  • De las emprendedoras que han sufrido acoso sexual, al 65% les han pedido en algún momento sexo a cambio de financiación, contactos, un trabajo, etc. En comparación, el 0% de los hombres emprendedores que han participado en la encuesta se enfrentaron a algo así.
  • El 53% de las mujeres empleadas en empresas de tecnología han experimentado alguna vez acoso frente al 16% de los hombres.
  • El 41% de empleadas de empresas tecnológicas han sido acosadas por sus superiores.
  • El 32% de las personas que se identifican como parte de la comunidad LGBTQ han experimentado acoso relacionado con su orientación sexual.
  • La mayoría de las víctimas de acoso no reportan el problema por miedo a represalias. Sólo el 16% lo ha hecho en algún momento.

En serio, ¿y todavía algunos se empeñan en sostener que no necesitamos los feminismos? Yo los necesito, mi hija los necesita, la industria de la tecnología desde luego que los necesita. El mundo los necesita.

Puedes consultar más detalles sobre la investigación que están llevando a cabo desde aquí. Si quieres participar en la encuesta pudes hacerlo desde aquí. Además, en estos momentos están recogiendo testimonios anónimos sobre el tema. Te animo a que les hagas llegar el tuyo desde aquí

También puede gustarte...

Deja un comentario